La vuelta a la rutina después de las merecidas vacaciones suele ser dura. Volvemos al trabajo con la añoranza de los días de relax descubriendo nuevas ciudades o disfrutando de refrescantes baños en el mar y en la piscina.

Las familias con niños necesitan más tiempo de adaptación a los nuevos ritmos. Comienzan las prisas por organizar los armarios, probar ropa, aprovechar la que aún les sirve y comprar el material escolar.

Para que la vuelta al cole sea lo más agradable posible para todos es fundamental establecer una rutina. Antes de que comiencen las clases los niños deben llevar un buen horario de descanso.

Algunos consejos para que toda la familia afronte la vuelta al cole con ilusión:

  • Dedica un lugar para mantener el orden

Libera la entrada para que haya espacio donde colgar las chaquetas, dejar los paraguas o las mochilas. Establece un lugar para que los niños dejen los zapatos y usen las zapatillas de andar por casa. Estas pequeñas rutinas facilitarán el día a día durante todo el curso

  • Asigna un lugar a cada tarea

Decide dónde van a realizar los deberes los niños. Si es en su habitación asegúrate de que cuentan con un escritorio e iluminación correctas para que se acostumbren a trabajar ahí. Así será más difícil que pierdan fotocopias y evitarás que un día hagan los deberes en la cocina, otros en el salón y otros en la cama. Trabaja para que adquieran buenos hábitos y logren su mayor rendimiento con el menor esfuerzo

  • Utiliza un calendario

Coloca un calendario en un lugar visible donde puedas reflejar no solo las actividades extraescolares y funciones del colegio que no puedes perderte sino las tareas cotidianas.

  • Organiza los desayunos

¿Cuántas veces has salido de casa corriendo porque llegabas tarde? Adelanta trabajo por la noche y prepara almuerzos y desayunos para no empezar el día con prisa.

¿Tienes algún truco más para que la vuelta al cole sea más llevadera? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: