En  Immobiliària Barcelona®, trabajamos para que nuestros clientes tengan los mejores servicios adaptados a sus necesidades y a sus circunstancias. En esta ocación, queremos hablarte un poco acerca del método que utilizamos a la hora de programar una visita a una de nuestras viviendas. Todo nuestro mecanismo está estudiado y planeado, de tal manera, que tratamos de dar y mostrar la mejor perspectiva, ahorrar tiempo, dinero y sobre todo, hacer que nuestros clientes consigan lo que esperan. Tanto si es comprar, vender o alquilar. 

Dentro de nuestro método de trabajo encontrarás cierto modelo a seguir, un sistema que llevamos a cabo, siempre, adaptándonos a los tiempos que corren y al cuidado y bienestar de nuestros usuarios. Después de cualificar al cliente comprador o inquilino, para asegurarnos de que el inmueble por el que pregunta tiene las características apropiadas, todos realizan una primera visita virtual al inmueble. En todo momento, acompañados por uno de nuestros comerciales, mediante videos y fotografía en 3D.

De esta manera, conseguimos ventajas para todas las partes: Propietario e inquilino/comprador y garantizamos el mínimo contacto social para nuestros comerciales. Estas ventajas no solo tienen que ver con el aprovechamiento del tiempo por todas las partes, sino también, con la salud en tiempos de #covid19.

Destacamos pues, las principales ventajas del método que utilizamos en Inmobiliaria Barcelona:

  • En caso de que el dueño viva en el inmueble, evitamos visitas incomodas. En este sentido, filtramos mucho más a los inquilinos/compradores, para que las visitas sean de aquellas personas, que verdaderamente se encuentran interesadas en el inmueble. Queremos evitar visitas infructuosas que solo producen perdía de tiempo y contacto social innecesario.
  • Evitamos okupaciones: Los okupas llaman a los anunciantes para saber exactamente cuál es el inmueble que se comercializa y si está vacío. El hecho de pedirles información y, de tener una visita virtual previa, hace que se olviden y vayan a pisos más «fáciles«. Esta es una manera efectiva de cuidar los intereses de quienes nos confían sus inmuebles.
  • Facilitamos la vida a los inquilinos/compradores puesto que pueden ver los inmuebles desde su casa, cómodamente sentados en el sofá y sin perder tiempo en pisos que no les interesaran. Directamente van al grano y en cuanto saben y han visto el piso o casa que les gusta, el paso siguiente es concretar la visita presencial. Generalmente, para cerrar el acuerdo.
  • En el caso de compradores extranjeros, podemos enseñarles los inmuebles a elegir, sin tener que venir expresamente a Barcelona. Con esta opción, descartan viviendas de otros vendedores y cuando vienen lo hacen para confirmar que les interesa el inmueble que previamente han visto.
  • Con los propietarios extranjeros, el hecho de que toda la documentación y toda la comunicación sea digital, les facilita enormemente el proceso. Una de las ventajas, es que no necesitan desplazare hasta Barcelona. En el caso de alquiler nunca y en el de venta pueden escoger: entre apoderarnos en un notario y/o consulado si están en el extranjero para que firmemos en su nombre o, venir el día de la firma. Todo lo demás es online.


Este es el estilo de trabajo que hemos implementado. En la venta como en el alquiler, con ligeros matices que mejoran la experiencia del cliente en cada caso. Si quieres más información, solo tienes que dejarnos tus datos y contactaremos contigo.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: