Cuando nuestros hijos son pequeños les permitimos que caminen descalzos para que su aprendizaje caminando sea más rápido y sienta mejor la superficie sobre la que se apoyan para desarrollar los músculos del pie. 

Pero a medida que crecen les pedimos que no caminen descalzos porque pueden resbalar con facilidad, porque se pueden resfriar o porque nos manchan el sofá si ponen los pies encima.

Hace unos años, nos llamaba la atención en la televisión ver como otras culturas dejaban los zapatos en la entrada. Ahora, algunas familias se acostumbran a dejar los zapatos en el vestíbulo de entrada pero sienten ciertas reticencias al pedirle a sus invitados que se descalcen. Los principales motivos para no usar zapatos en casa son:

  • Tendrás que usar menos la aspiradora

Es de sentido común, si dejamos los zapatos en la puerta, la suciedad que entra y se expande por nuestra vivienda será mucho menos. Aunque utilices el felpudo a conciencia antes de entrar a casa en las suelas de los zapatos se adhieren sustancias muy bien. Menos suciedad en la vivienda significará limpiar menos, un buen motivo, ¿no crees?

  • Las toxinas que quedarán en la puerta

El polvo y el barro pueden preocuparnos porque son muy visibles pero al dejar los zapatos en la entrada evitamos que entren en nuestro hogar toxinas desde el alquitrán de hulla del asfalto hasta productos químicos que hemos podido pisar en nuestro trayecto.

  • Reducirás la exposición a químicos

Quienes tienen niños pequeños leen a conciencia los ingredientes de cada alimento. Desinfectamos más y optamos por productos eco. Todas esas precauciones pueden resultar poco efectivas si tenemos césped cerca de casa pues el herbicida se adhiere a los zapatos y estaríamos llevando sustancias químicas a nuestro hogar. 

  • Fortalecerás el pie

Ya hay marcas de calzado minimalista que pretenden dejar el pie en libertad al caminar para que la sensación sea lo más parecida posible a caminar descalzo pero protegido de la humedad y de la suciedad de la calle. Los humanos estamos hechos para caminar descalzos, caminando descalzos en casa se mejorará el equilibrio y los músculos de las piernas y de los pies serán más fuertes. ¿Hace cuanto que no caminas descalzo? No esperes a las vacaciones de verano para pasear por la playa, usa unos buenos calcetines antideslizantes en casa y disfruta del invierno.

Si tu familia y tu habéis comenzado a caminar descalzos en casa, coloca un divertido cartel en la entrada para invitar a tus visitas a descalzarse y disfrutar de una espacio con los pies en libertad. 

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: