En nuestra vivienda pasamos gran parte de nuestra vida, en ella disfrutamos de momentos felices y afrontamos las dificultades. Nos apegamos a una propiedad inmobiliaria pero a veces, por nuestros cambios de vida, cambios de situaciones personales nos gustaría vivir en un lugar diferente. Ante esta situación debemos preguntarnos si con una reforma será suficiente para que volvamos a disfrutar de esa vivienda como lo hacíamos en los primeros años o si preferimos vender para ir a una más nueva o en un barrio diferente.

Las tendencias de viviendas no dejan de cambiar y puede que nos encaprichemos de una vivienda con espacios más abiertos o que podamos cambiar la distribución para añadir una sala dedicada a nuestros hobbies una vez que los hijos ya se han ido de casa. 

Entre los millennials la tendendencia es renovar para poder adaptar la vivienda a sus gustos mientras que los Baby Boomers prefieren quedarse donde están. A veces la decisión viene condicionada por muchos factores, en el caso de vivir en un apartamento y esperar gemelos, será necesario buscar una nueva vivienda que se pueda adaptar a los niños que dentro de poco comenzarán a explorar toda la casa.

¿Cuánto tiempo necesito para la reforma?

Comenzar una reforma puede ser cuestión de dos semanas o de 6 meses. Te recomendamos que cierres por contrato la duración de la reforma para que no se alargue en el tiempo

¿Aumentará el valor de mi vivienda con la reforma?

Si te decides por renovar te recomendamos que no gastes demasiado si la intención es venderla más adelante. Puede que cierto tipo de sanitarios de diseño no sean tenidos en cuenta por posibles compradores, simplemente verán que el baño es nuevo pero puede que estés sobrecapitalizando la vivienda.

Renueva con cabeza

Si vas a quedarte y mejorar tu hogar sin sobrecapitalizar elige reformas que aporten valor a tu estilo de vida actual y a la propiedad. Comprueba en el mercado inmobiliario qué buscan los compradores para tener la vivienda lista para sacarla al mercado.

¿Eres un manitas o necesitas a un profesional?

Puede que como es tu hogar y estás muy apegado a él decidas hacer tú mismo la reforma. Valora el tiempo del que dispones y si el resultado que puedes obtener será el deseado. Ten en cuenta que para grandes reformas necesitarás permiso de obra y este debe ser realizado por un profesional. No te expongas a una multa. 

¿Dónde vivir mientras estás de obras?

Sabemos que algunas personas al realizar pequeñas reformas siguen viviendo en ese mismo domicilio pero no es lo mejor para la vida familiar. Si vas a renovar el baño o la cocina, puede que necesites estar fuera de casa durante una semana, pide a algún familiar o amigo que te acoja. En el caso de reformas integrales que se pueden alargar varios meses, lo mejor es que busques un lugar de alquiler donde además podrás tener todas tus cosas.

Una reforma añade valor a nuestra vivienda antes de ponerla en venta. Las estancias que más valor añaden son la cocina y los baños. Si tienes dudas sobre si vender ahora tu vivienda o necesitas consejo sobre el valor que podrías añadir a tu vivienda de Barcelona gracias a una reforma, llámanos.

Abrir chat