Tienes la idea de cambiar de vivienda, ya has visto algunas que cuentan con las características que necesitas y finalmente te has decidido por esa vivienda, pero ¿y si es de segunda mano?

A la hora de comprar una vivienda no importa si es nueva o es de segunda mano. En cualquier caso tendrás que hacer frente a una serie de gastos inherentes a la compra de esa vivienda.

Desde nuestra agencia, Immobiliària Barcelona®, os vamos a detallar, cuánto vale comprar una vivienda de segunda mano.

¿Cuáles son los gastos al comprar una vivienda de segunda mano?

Cuando se compra de este tipo, hay que tener en cuenta ciertos gastos que se dividen entre gastos de compraventa (incluyendo los impuestos) y los gastos de la hipoteca.

Ø  Gastos de compraventa al comprar una vivienda de segunda mano

  • Gastos de notaría: En el otorgamiento de escritura pública de compraventa, donde el notario da fe del cambio de titularidad del inmueble se generan unos costes. Los gastos de notaria son unos aranceles regulados por el gobierno, es decir, todos los notarios cobran lo mismo por el mismo servicio. Su cuantía final depende del valor del inmueble, suele situarse entre los 600€ y los 875€, aunque pueden variar dependiendo de si existen avalistas o no, del número de copias de la escritura y de la extensión de la propia escritura. 

Estos aranceles se fijaron en el Real Decreto 1426/1989, de 17 de noviembre, por el que se aprueba el Arancel de los Notarios. Y no se han modificado desde entonces siendo, conjuntamente con Portugal, el país de Europa con los aranceles más bajos.

  • Gastos de Registro de la Propiedad: El documento de compraventa firmado ante el notario se inscribe en el registro de la propiedad. Al igual que en los costes anteriores, los gastos de registro son aranceles regulados en el Real Decreto 1426/1989, de 17 de noviembre, por el que se aprueba el Arancel de los Notarios. Por lo cual, dependen del precio de la finca a inscribir. Para que te hagas a la idea, el coste podrá situarse entre los 400€ y los 550€. 
  • Impuestos: El desembolso más importante a la hora de comprar una vivienda de segunda mano son los impuestos. El comprador tiene que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Este es un impuesto que depende de cada comunidad autónoma y que se sitúa entre el 5% en la comunidad de Madrid y el 10% en Catalunya.
  • Gastos de gestoría: los gastos de gestoría ascienden hasta los 500€, dependiendo de la gestoría contratada. Si compras con hipoteca, el banco te exigirá que sea su gestoría la que se ocupe de todo, en el caso de no existir hipoteca, todos los notarios tienen una gestoría que puede hacer los cambios. En Immobiliària Barcelona® entendemos que se pueden hacer estos trámites más económicos y contribuir en lo que podemos a mejorar el acceso a la vivienda a las personas. Pregúntanos sin ningún compromiso.

Ø  Gastos de la hipoteca al comprar una vivienda de segunda mano

  • Gastos de tasación: los gastos de tasación oscilan entre los 250€ y los 500€, en función de las características del inmueble. En el caso de pedir una hipoteca la tasación es obligatoria para que un perito fije el valor hipotecario del inmueble. Es importante tener en cuenta que los bancos no suelen conceder el 100% del valor de tasación por lo general suelen llevar al 80%. Si necesitas el 100% necesitarás un asesor financiero. Solicítanos un estudio financiero sin compromiso aquí.

Con respecto a los demás gastos de la hipoteca, tras la nueva Ley Hipotecaria de junio del 2019, corren a cuenta del banco:

  • Gastos de comisión de apertura: que puede llegar hasta un 2% del total del capital prestado, pero que depende de la entidad bancaria. 
  • Impuestos: en este caso, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados(IAJD).
  • Gastos de notaría: son los gastos producidos por el otorgamiento de la escritura pública del préstamo hipotecario.
  • Gastos de gestoría: normalmente la entidad bancaria acude a una gestoría para realizar todos los trámites administrativos.  

Como vemos, comprar una vivienda de segunda mano requiere de unos ahorros previos: entre un 12% y un 15% del precio de la vivienda para poder hacer frente a todos los gastos y alrededor del 20% del valor de la vivienda pues el banco no suele dar más del 80% del valor de la hipoteca. En total, necesitas ahorrar el 35% del valor del inmueble para poder comprar. El departamento de asesoría financiera de Immobiliària Barcelona® está especializado en conseguir hipotecas por encima del 80% del valor del inmueble, facilitando así el acceso a la vivienda de propiedad a personas con menos capacidad económica. Solicítanos un estudio financiero sin compromiso aquí.

¿Y si se compra la vivienda de segunda mano al contado?

En el caso de que cuentes con dinero suficiente para no tener que pedir una hipoteca, habrá que acudir a un notario para la firma de la escritura pública de la compraventa e inscribirla en el Registro de la Propiedad. 

Por lo tanto, los gastos que se producirían en este caso serán: los gastos de notaría, los gastos de Registro de la Propiedad, los gastos de gestoría y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: