Elegimos nuestro hogar para disfrutar de la familia, para sentirnos relajados y sufrimos cuando esa paz y tranquilidad se rompe por un imprevisto como puede ser una fuga de auga. 

Para detectar fugas de agua de un fregadero lo mejor siempre es llamar a un profesional, para ellos es una cuestión rutinaria y cuentan con todas las herramientas necesarias. Además, detectarán rápidamente su origen.

Pero si aun no tenemos claro si realmente hay una fuga de agua en casa podemos seguir estos pasos: 

  • Escuchar con atención. Si nos colocamos junto al lavabo en silencio y sin distracciones podremos detectar si hay algo que gotea. Pero cuando la fuga se produce por una pequeña fisura será necesario además de escuchar, observar si ha aparecido moho en alguna zona alrededor de las tuberías.
  • Si la fuga está en el grifo es muy fácil de detectar, será necesario cambiar la válvula. Un grifo que gotea consume 24 litros al día, 720 al mes.
  • Una fuga muy habitual se produce en las tuberías de debajo del fregadero, tienen varios giros y puede que alguna rosca se haya aflojado.
  • Puede que veamos incrementado nuestro consumo de agua en la factura, si mantenemos la misma rutina esto será una señal de que estamos desperdiciando agua en algún lugar de nuestra instalación. 

Revisa tu hogar y si encuentras alguna anomalía contacta con tu seguro de o con el fontanero de confianza. Es mejor actuar cuando el problema es pequeño pues una fisura puede desembocar en rotura que ocasionará mayores daños, incomodidades y gastos. 

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: