Con el fin de las vacaciones, la vuelta al trabajo, la vuelta al cole y el calor veraniego llega el momento de plantearse cómo cuidar la piscina en invierno.

Para proteger la piscina y asegurar que volverá a estar en perfecto estado el próximo verano, se puede optar por una protección activa o pasiva.

¿Es buena idea vaciar la piscina?

En ningún caso es recomendable vaciar la piscina pues se conservará mejor estando con agua y con un buen tratamiento de choque cuando vayamos a utilizarla de nuevo ese agua se podrá utilizar con total seguridad. Además, una piscina vacía es una estructura débil ante la presión de la tierra que la rodea. El agua del interior de la piscina contrarresta esa presión quedando todo en perfecto equilibrio.

Una buena opción para mantener la piscina y todo el equipo (depuradora, skimmers, tuberías) es usar el sistema de filtrado durante un par de horas al día.

La piscina frente a las heladas

Si la piscina se encuentra en una casa en la montaña donde es posible que nieve o hiela con frecuencia, es recomendable bajar el nivel del agua por debajo de los skimmers. Como no sabemos lo duro que puede ser el invierno o la posibilidad de que llegue una gran ola de frío, poniendo flotadores se podrá evitar presión en el caso de que se pudiera formar una capa de hielo en la superficie. El flotador se moverá por la superficie y evitará que se forme hielo.

Para evitar la caída de hojas, insectos o ranas, lo mejor es cubrir la piscina con una lona, puede ser un sistema instalado por profesionales, rápido de poner y quitar donde además se pueda caminar o simplemente, un invento casero para cubrir la piscina y evitar que la suciedad se acumule. 

Si contamos con un robot para limpiar el fondo y las paredes de la piscina sería conveniente usarlo con cierta frecuencia para que el vaso se mantenga siempre limpio. 

Si decidimos parar todo el sistema durante el invierno, debemos usar un producto químico que facilite el invernado con un tratamiento de coloración de choque. Además, será necesario cerrar todas las llaves así como retirar el limpiafondos automático.

Puede que te de pena preparar la piscina para el invierno pero piensa que todos estos cuidados te facilitarán la puesta a punto el próximo verano y alargará la vida útil de la piscina.