Los barrios de Barcelona enamoran, cada uno tiene su estilo porque Barcelona es una ciudad que lo ofrece todo. Puedes elegir zonas más residenciales, vivir en la zona histórica o alegrarte el día con los colores de los balcones y vidrieras góticas. Presentamos 5 de ellos para que te animes a descubrirlos, a adentrarte por sus calles y a conocer a sus gentes.

La Barceloneta

Un barrio marinero donde los pescadores comenzaron a instalarse a mediados del siglo XVIII. De esa época se conservan las calles estrechas y las fachadas azotadas por el salitre marino. 

La vida en la Barceloneta es tranquila y su espíritu muy familiar, paseando por sus calles te olvidarás de que estás en una gran ciudad.

Cuando los pescadores se instalaron aquí, buscaban la cercanía del mar, caminar poco hasta casa tras revisar y tejer las redes en la orilla. A nadie sorprende que el mayor atractivo de esta zona sean sus playas, playas que hoy en día gozan de un gran ambiente y de excelentes servicios. 

Después de un día estresante de trabajo en la oficina, relaja e impresiona ver el atardecer mientras algunos barcos pesqueros vuelven a puerto. 

Si quieres contemplar este paisaje desde un lugar más elevado, desde la Playa de la Barceloneta podrás usar el teleférico para llegar al Mirador de Miramar. 

Las Ramblas

Gente, música, ambiente callejero, artistas y turistas confluyen en una de las zonas más conocidas de la ciudad. Un paseo de más de 1 km  que va desde el antiguo puerto de la ciudad hasta la Plaza de Cataluña. Rambla de los Estudios, de los Capuchinos, de Santa Mónica, de las Flores y de Canaletes, cinco ramblas que confluyen dotando a la ciudad de un espacio único. 

No te olvides de beber en la fuente de este último, seguro que volverás.

Barrio Gótico

Barcelona es arte, tierra de artistas y el barrio Gótico es el corazón de la ciudad. Aquí se instalaron los romanos, quedan restos de la época medieval, un barrio único por donde pasear observando cada detalle, respirando la historia de Barcelona.

Montjüic

La Montaña de Montjuic es uno de los miradores preferidos para contemplar la ciudad. En la cima de la montaña se erige el Castillo de Montjüic. El jardín botánico es uno de los pulmones verdes de la ciudad, un espacio con más de 2000 especies de plantas por donde han paseado todas las parejas de enamorados de Barcelona.

Puerto Olímpico

Una zona que surgió gracias a las Olimpiadas de 1992 y que se ha configurado como una zona de ocio indispensable de la ciudad es el Puerto Olímpico. Restaurantes para todos los bolsillos, zonas de ocio, terrazas donde tomar una copa o un helado así como la zona comercial Marina Village para salir de compras.

Barcelona ofrece todo, disfrútala con calma y nunca dejarás de sorprenderte. Cuando busques una vivienda en la ciudad condal, decide bien entre los barrios de Barcelona, estudia la zona, los servicios y cuáles serán tus necesidades. En Immobiliària Barcelona podemos ayudarte.