A la generación millennial podríamos considerarla como la generación del alquiler. Con los salarios estancados y el precio de la vivienda en aumento es normal que la mayoría de los miembros de esta generación no quieran comprarse un piso por los riesgos económicos que eso puede entrañar. Si bien se les considera como una generación que no quiere ataduras y prefiere vivir la vida, es cierto que algunos no pueden acceder a la compra de un piso en la zona en la que sí pueden permitirse un alquiler.

El pensamiento de que alquilar es tirar el dinero viene condicionado por las generaciones anteriores que aspiraban a comprarse un piso donde vivir toda su vida y a adquirir un buen coche en el momento de la jubilación. Pero los millenials prefieren alquilar para poder vivir en una ciudad que eligen (puede que momentáneamente) y en una zona en la que quizá no se vean formando una familia.

La inestabilidad laboral que vive esta generación no les permite en muchas ocasiones ahorrar para la entrada de la vivienda por lo que prefieren disfrutar de su juventud viviendo en el centro de la ciudad que tener que ahorrar para adquirir un piso en un barrio alejado del centro solo por su precio. Si algo caracteriza a esta generación es la necesidad de disfrutar del momento, del trabajo con el que están realizando (generalmente por proyectos) y de la zona donde pueden encontrar todo el ocio que necesitan de una manera sencilla.

La principal ventaja del alquiler es su flexibilidad, cambiar de domicilio con una vivienda en propiedad es mucho más complicado que hacerlo desde una arrendada. Una generación que puede encontrar trabajos en el extranjero no quiere atarse a una hipoteca. 

El alquiler es una buena opción cuando no se ha decidido en qué lugar se quiere vivir durante un largo periodo de tiempo, cuando se tiene la puerta abierta de ir una temporada al extranjero o mientras se consigue ahorrar para adquirir un hogar. Un alquiler permite poder cambiar de barrio según las necesidades del momento o de tamaño de vivienda en el caso de que las necesidades familiares cambien.

Si quieres poner una vivienda en alquiler, en Immobiliaria Barcelona te ayudaremos a encontrar un buen inquilino para tu propiedad inmobiliaria. 

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: