Cuando se trata de una vivienda en venta tanto el comprador como el vendedor buscan conseguir el mejor trato posible. A veces, lo que uno busca es realmente imposible y se enfrentan por completo las preferencias del vendedor y comprador. El comprador quiere conseguir una ganga y el vendedor quiere presumir ante sus vecinos del precio que ha conseguido por su vivienda. 

Para que ambas partes ganen, llegando a un acuerdo justo basado en informes y análisis de mercado de la zona, la mejor opción es contratar a un agente inmobiliario.

La pela es la pela 

Hay quien todavía piensa que consigue ganar más dinero al evitar la comisión de la agencia inmobiliaria en la compraventa de una vivienda. Nada más lejos de la realidad, según un estudio de 2017, los vendedores que vendieron por su cuenta consiguieron un 30% menos de lo que consiguieron los que vendieron a través de una inmobiliaria.

La comisión se incluye en el acuerdo, así que el vendedor sabrá en todo momento cuánto recibirá por su inmueble y cuánto deberá restar de comisión. En el caso de los compradores, ¿por qué no usar una agencia si la comisión la paga el vendedor?

Ojo al detalle

Puede que no estés acostumbrado a revisar y entender los numerosos documentos que son necesarios en la tramitación de una compraventa inmobiliaria. Puede que no entiendas algunos términos de un contrato o que desconozcas algún tipo de ayuda estatal o provincial que podría beneficiarte.

Un agente inmobiliario es un profesional que está altamente formado en estos trámites, podrá explicarte todo aquello que no entiendas y en el caso de alguna transacción especial podrá buscar el mejor asesor para que el acuerdo sea satisfactorio para todos.

Un agente también puede asesorar sobre las hipotecas e incluso ayudarte a conseguir una con un buen acuerdo. 

Privacidad

Será la agencia inmobiliaria quien de la cara por ti, enseñe la vivienda solo a los potenciales clientes. Si pones un anuncio por tu cuenta en un portal inmobiliario recibirás muchas llamadas y mensajes y le abrirías la puerta de tu hogar a cualquiera. Si valoras tu tiempo lo mejor es dejar tu vivienda en exclusiva a una inmobiliaria.

El agente sabe qué debe buscar

Los compradores suelen llegar con una idea clara sobre lo que buscan, el número de habitaciones o un garaje incluido. Un agente experto en la zona sabrá qué cambios están previstos en el barrio, algunos de estos cambios pueden añadir o restar valor al inmueble.

El vendedor sabe por cuánto está dispuesto a vender su vivienda pero no siempre es real, un agente le hará ver los precios de la zona y el vendedor decidirá si realmente quiere vender o no pero no quemará su vivienda en el mercado teniéndola muchos meses a la venta. 

Saben negociar

La profesión de comercial está denostada pero un agente inmobiliario es un mediador formado en ventas, capaz de negociar bien. 

Si quieres conseguir un buen trato en la compraventa de un inmueble en Barcelona, pasa por nuestras oficinas para que te contemos cómo podemos ayudarte.