Si ya has encontrado tu próxima vivienda, ya has hecho lo más difícil, no dejes que la mudanza te quite la ilusión de tu primera noche en tu nuevo hogar. Sabemos que una mudanza puede ser estresante por eso te presentamos unos consejos para que tu mudanza sea efectiva aunque lo hayas dejado todo para el último día.

Tira, dona o vende todo lo que no necesites

Cuanto menos tengas que empaquetar, más fácil será la mudanza. Revisa cada habitación, cajón y armario y separa los artículos en tres montones: donar, reciclar y tirar. No te dejes llevar por las emociones e intenta que el sentido práctico domine tu traslado. Es mucho mas sencillo deshacerte de todo lo que no necesitas antes de llegar a tu nuevo hogar. Tienes que resistir a la tentación de  empaquetarlo todo pensando que cuando vayas a colocarlo podrás decidir si conservarlo o no.

Prepara una maleta de mano o bolsa de viaje

Antes de comenzar a cerrar cajas, deja junto a la puerta una pequeña maleta o bolsa de viaje para poner ahí todos los objetos de primera necesidad. Desde los documentos importantes, hasta los medicamentos pasando por el cepillo de dientes y el cargador del móvil.

Organiza la mudanza

Puede que quieras organizar tu mudanza tú solo, si decides no contratar a una empresa se mudanzas puede que necesites alquilar una furgoneta. Pide presupuestos y elige según la confianza que te ofrezcan. Cuando tengas organizada esa parte, el día de traslado, podrás organizar todo lo demás para que esté listo para ese momento. Haz una lista de todo lo que vas a necesitar, te ayudará a no olvidar nada y a poder vivir ese momento de estrés con más tranquilidad.

Una vez en tu nuevo hogar, no te agobies intentando colocarlo todo el primer día o la primera semana, disfruta del momento y ve colocando por orden en cada habitación. Ir completando pequeñas tareas te servirá para ver que avanzas y te sentirás con menos ansiedad por tener muchos de tus objetos en cajas.

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: